EL ENTORNO

Estamos ante una de las comarcas más interesantes, un tanto desconocida y con una personalidad muy singular dentro de la provincia de Valencia. 

El principal rasgo diferenciador es su situación geográfica, pues forma como una “isla” valenciana en tierras de Aragón y Castilla-La Mancha, separado del resto de la provincia por una franja de quince kilómetros.

Físicamente es un territorio abrupto formado por los valles de los ríos Ebrón y Boilgues, afluentes del Turia, verdadero eje de la comarca en dirección Norte-Sur, cuyas aguas corren por el fondo de angostos cursos abiertos entre elevadas sierras. En ellas se alzan las mayores alturas de nuestras tierras. Por el Norte penetra la Sierra de Javalambre y en término municipal de La Puebla de San Miguel se yergue el Monte  Calderón (o Alto de las Barracas) que, con sus 1.839 metros, es la máxima altura de la Comunidad Valenciana. También en el mismo término se encuentra el Pico del Gavilán de 1.747 m. Por el Oeste llegan las últimas estribaciones de los Montes Universales, donde se levanta la Cruz de los Tres Reinos (1.555 m.), llamada así por ser el punto trifinio en el que convergían los reinos de Aragón, Castilla y Valencia, situado en el término municipal de Castielfabib.

En la sierra de Tortajada está el bosque de sabinas más exuberante de la Comunidad Valenciana y, en duro contraste, todo el alargado valle del Turia (al que allí llaman Blanco) es una feraz huerta, cuyo producto más característico son sus afamadas manzanas, especialmente de la variedad esperiega. En ambos lugares, río y bosque, se ofrece caza y pesca a los aficionados a estos deportes que en ellos encuentran sobrados alicientes para cobrar buenas piezas y excelentes capturas.

Para los amantes del senderismo y actividades al aire libre el Rincón es un enclave ecológico privilegiado, pues sus valores paisajísticos son excepcionales y en sus montes se conserva toda una valiosísima variedad de la flora y fauna mediterránea, con árboles en sus bosques catalogados como monumentales y un gran número de plantas aromáticas.

La elevada altitud media (825 m.) proporciona un clima frío en invierno y sumamente agradable en verano, lo que convierte la comarca en una zona de veraneo muy concurrida.